La delegación Infrico Francia ha visitado la sede central de la firma, líder en equipamiento de frio comercial para restauración y hostelería, para recibir formación sobre el nuevo refrigerante R290.

Las jornadas técnicas sobre el refrigerante verde son muy interesantes en tanto que muestran las precauciones a tener en cuenta al trabajar con hidrocarburos, dado que se trata de un gas considerado como peligroso si no se manipula siguiendo un estricto protocolo. El Servicio de Asistencia Técnica, S.A.T, de Infrico está especialmente capacitado para ello y, en la actualidad, se encuentra impartiendo cursos específicos a frigoristas e instaladores de toda España.

La dirección comercial de la compañía está organizando jornadas técnicas para dar a conocer el fuerte compromiso que posee Infrico con el cuidado del medio ambiente y su apuesta por la economía circular y el cuidado del planeta. Desde Infrico se innova con tecnología eficiente para demostrar, fabricando los mejores equipos del mercado, que existen alternativas óptimas en el mundo de la refrigeración y climatización para proteger la capa de ozono, evitar el efecto invernadero y disminuir el consumo económico considerablemente sin afectar las condiciones de confort gracias al empleo de este gas.

En Francia, Infrico lleva más de 20 años implantada y sus equipos de frío tienen una gran aceptación estando presentes en los principales restaurantes, cafeterías y complejos hoteleros del país galo. Francia es un país con una amplia cultura gastronómica, especialmente de postres y dulces. Las vitrinas expositoras para bollería y bombones de Infrico están muy bien consideradas por los exigentes maestros reposteros que aseguran que son las mejores para garantizar las texturas y sabores más exquisitos.

Vanguardia tecnológica, calidad certificada y la excelencia de sus productos son las garantías que avalan a Infrico que, en permanente compromiso de innovación, se ha posicionado a nivel mundial en el sector del equipamiento del frio comercial. La empresa posee un equipo de doce personas en Francia, seis en oficinas y en el almacén, muy cerca de París, y otros seis comerciales que están continuamente visitando a distribuidores e instaladores del resto de las regiones galas.